celia burgos
Urban sketchers

Urban sketchers en Torrecampo: Celia Burgos

celia burgos
(Imagen: Celia Burgos | Facebook

“Dibujar forma parte de mi carácter y de mi manera de entender lo que ocurre a mi alrededor”, cuenta la ilustradora Celia Burgos. “No surge antes o después por ningún motivo, sino que siempre está ahí, en unos formatos u otros, como medio de expresión o comunicación o de aprendizaje”.

“No concibo la vida sin dibujar”, explica, “para mí supone un medio de crecimiento y conocimiento, que me hace disfrutar más de cada vivencia o comprenderla. Es un rasgo de identidad”. Esta profesora de arte y dibujo, licenciada en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, es también urban sketcher, y fue otra de las invitadas que demostró su arte en la II Romería Acuarelística de Torrecampo.

Para ella, ilustración y dibujo urbano son dos mundos diferentes. “La ilustración como lenguaje me parece apasionante porque ha de ser claro, directo, comunicativo y expresivo a la vez, y porque además te permite filtrar una idea y convertirla en imagen a través de la evocación, de la imaginación, de la realidad o de la poesía desde un marco creativo infinito y desde un proceso racional y emocional meditado. Me interesa ese proceso de trabajo que supone el intentar transformar esas ideas en imágenes”.

El urban sketching de Celia Burgos

Sin embargo, el dibujo urbano o urban sketching le aporta un proceso de trabajo “diferente” y “complementario” a la vez. “El dibujar espontáneamente en directo te hace observar rápido, estar receptivo, trabajar la retentiva y el movimiento, pues todo pasa fugazmente”. Y no solo eso: trabajar con cuaderno “permite jugar, experimentar y aprender del error, valores que considero imprescindibles para mantener un proceso continuo de aprendizaje”.

En su opinión, el urban sketching “mantiene la frescura lo inmediato y el factor de la improvisación y la sorpresa, por lo que es una manera de dibujar que captura la vitalidad de ese instante”. Lo saben las ciudades en cuyos eventos ha participado como cronista visual. Por ejemplo, en Santiago de Compostela, donde ha formado parte de su evento Compostela Ilustrada, como este año hará su compañera Maru Godàs.

Urban sketching en Cádiz

También, en la ciudad en la que reside, Cádiz. En ella es cofundadora del grupo Urban Sketchers Bahía de Cádiz. El grupo surge, explica Celia, “del entusiasmo y las ganas de generar situaciones de encuentro en la ciudad, de personas que tienen intereses parecidos y con la intención de que esos encuentros generen un movimiento en Cádiz en torno al dibujo y un espacio de aprendizaje y disfrute compartido”.

En la actualidad, hay más de 900 personas en su grupo de Facebook. Urban Sketchers Bahía de Cádiz tiene ‘extensiones’ en Vejer de la Frontera, Jerez de la Frontera y el Campo de Gibraltar. “Hay gran participación en los encuentros y un gran número de actividades propuestas por parte de unos grupos y otros, y con los de otras ciudades cercanas”, explica Celia.

Los valores del urban sketching

“Uno de los principales valores que veo en esta manera de dibujar es que está cargada de la vitalidad del momento que dibujas. Aquello que dibujas mientras pasa no lo olvidas. Incluso, al verlo lo revives con la misma energía”. Además, resalta el compañerismo que se viven entre urban sketchers: “Este formato genera una actitud de valor a la diversidad y de aprendizaje compartido, ya sea a través de la red universal de la web o en persona, en los encuentros con los dibujantes de cualquier rincón del mundo”. Por ello, cuenta cómo aprecia viajar “y contactar con el grupo de dibujantes de esa ciudad. Esto es siempre una buena vivencia y algo que es común entre los dibujantes urbanos”.

No tiene motivos favoritos para dibujar. “Normalmente llevo mi material en la mochila y cualquier momento o situación pueden acabar siendo capturadas en el cuaderno. Creo que esa es una parte interesante de este proceso, el dejarse sorprender sin llevar una idea preconcebida”. “Aún así”, explica, “me interesa mucho la atmósfera que hay en un lugar, su luz y color, la gente cotidiana, la vitalidad del lugar, detenerme en alguna persona…”.

Afirma que siempre que dibuja hay anécdotas, “pues tú interactúas con el entorno y la gente contigo también, sobre todo si los dibujas a ellos o dibujas su tienda, bar… En ocasiones es una oportunidad para conocer más sobre esos lugares o personas”. En una ocasión, dibujó a un pianista en una calle gaditana; gracias a eso le llegó una invitación para dibujar en el Concurso Internacional de Música de Barcelona. “Frecuentemente se crean conversaciones y situaciones de acercamiento y es siempre enriquecedor”.

Celia Burgos, Garabattagge Ilustra y Torrecampo

Celia también forma parte de Garabattagge Ilustra, un colectivo de ilustración de Sevilla. “Esta asociación surge y se mueve igualmente por la ilusión de un grupo de personas que quieren poner en valor la ilustración y crear en la ciudad actividades, encuentros, talleres, que hagan crecer y ayuden a impulsar la cultura en Sevilla”, explica. Tiene un evento anual, el Garabato Fest, con actividades relacionadas con la ilustración: charlas, exposiciones… En estas últimas, los artistas son locales principalmente.

Y hablando de eventos anuales, hay que citar la II Romería Acuarelística de Torrecampo. “Ha sido una experiencia muy enriquecedora y gratificante, tanto por la convivencia entre todos los participantes como por el aprendizaje y el estímulo que supone conocer múltiples procesos de trabajo y sensibilidades creativas. A esto se añade el mimo y cariño que ha puesto toda la organización para que todo el mundo se sintiera como en casa. Y admirable la participación de todo el pueblo de Torrecampo a todos los niveles, colaborando y aportando lo que cada uno tiene para celebrar este encuentro”.

Urban sketching para principiantes

A aquellas personas que quieran iniciarse en el urban sketching, Celia les recomienda “que eliminen los miedos y los juicios externos y simplemente disfruten. Que dibujen para sí, como lo hemos hecho de niños, para capturar una vivencia, para recordar una anécdota, para aprender, para experimentar, para equivocarse y para jugar. Un cuaderno es un formato cercano, se puede compartir o no; y detrás de una página viene otra, como una nueva oportunidad. Una oportunidad que sin duda te hace crecer”.

La imagen principal es de Celia Burgos | Facebook.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .